Gases medicinales

Oxígeno gaseoso medicinal
Oxígeno líquido medicinal
Oxido Nitroso medicinal
Aire medicinal
Dióxido de carbono medicinal
Helio líquido
Nitrógeno medicinal
Mezclas de gases
Gases especiales

Línea completa de gases medicinales para uso hospitalario y domiciliario.


El oxígeno compone el 21% de la atmósfera y junto con el aire comprimido, es el gas más utilizado dentro de un establecimiento de salud.

Generalmente es provisto en cilindros de acero con una presión de 150/200 bar. Comparados con un concentrador, los cilindros pueden proveer flujos mayores, con pureza más alta (99,5%) y no necesitan electricidad, lo que los torna extremamente confiables, especialmente en utilización estacionaria.

Para el traslado de pacientes, se utilizan cilindros livianos, cuya diferencia de peso es significativa. Un cilindro de aluminio pesa aproximadamente 1/3 de lo que pesa un cilindro de acero.


Cuando es enfriado a -183 grados Celsius, el oxígeno cambia del estado gaseoso al líquido y puede ser almacenado en tanques estacionarios bien aislados térmicamente, instalados en hospitales o clínicas. Los tamaños de los tanques se ajustan a los requerimientos de cada institución.

Por medio de un adecuado sistema de intercambio de calor, el oxígeno se evapora y llega al paciente en estado gaseoso y a temperatura ambiente.

Otra alternativa de suministro de oxígeno líquido es la utilización de recipientes criogénicos móviles (termos) que son generalmente utilizados para abastacer a instituciones de menor consumo y/o con limitaciones edilicias.

Al paciente de Home Care se lo puede abastecer con un pequeño recipiente de 1,2 litros con oxígeno líquido medicinal, al que puede llenar desde el tanque estacionario instalado en su domicilio. Cuando está lleno, el recipiente pesa cerca de 3,5 kilos y puede proveer un flujo de 1 litro por minuto durante 20 horas.

Este sistema estacionario en domicilio es indicado para pacientes que continúan desempeñando sus actividades fuera de casa. Comparado con concentradores y cilindros de gas, el pequeño recipiente de oxígeno líquido permite una mejor calidad de vida y puede ser muy eficaz en términos de la relación costo / beneficio.


El óxido nitroso fue el primer gas empleado en medicina, desde hace 175 años. Es extremadamente seguro para uso medicinal por ser no inflamable y presentar las siguientes características: bajo coeficiente de solubilidad, efecto de la concentración y del segundo gas, analgesia y sedación, no se metaboliza en el organismo y posee mínimos efectos colaterales.

La principal aplicación del óxido nitroso es la anestesia general balanceada, como coadyuvante de otros agentes anestésicos inhalatorios o intravenosos. Reduce la Concentración Alveolar Mínima de los agentes volátiles potentes así como la Velocidad Mínima de Infusión de los anestésicos intravenosos, lo cual disminuye los efectos colaterales de éstos últimos – garantizando un plano anestésico-quirúrgico estable. A través de la disminución de las dosis de los agentes anestésicos volátiles e intravenosos se reduce, además, el costo de la anestesia.

El óxido nitroso es un gas licuado a temperatura ambiente y es comúnmente suministrado en cilindros de alta presión.

[ vea también: El gas de la risa - Historia del Oxido Nitroso en la medicina]


El aire medicinal es una mezcla de los gases oxígeno y nitrógeno en la misma proporción encontrada en la atmósfera ( 21% y 78%, respectivamente).

Disponible por medio de sistemas de suministro de aire medicinal o cilindros, dicho gas, tiene diversas aplicaciones dentro de un hospital.

Las farmacopeas describen al aire como un producto medicinal usado principalmente en terapias de ventilación e inhalación, además de utilizarse como gas "carrier" de agentes anestésicos inhalatorios.


También conocido como gas carbónico o anhídrido carbónico, corresponde sólo al 0,03% de los gases de la atmósfera.

Es utilizado principalmente para insuflación en cirugías poco invasivas, como la endoscopía, laparoscopía y artroscopía, para ampliar y estabilizar cavidades del cuerpo, posibilitando una mejor visualización del campo quirúrgico.


El helio es un gas noble e inerte que posee baja electronegatividad y alto potencial de ionización.

En la fase líquida, el helio se encuentra a una temperatura cercana al cero absoluto (-273 ºC) y es usado para refrigerar los potentes electroimanes de los equipos de resonancia magnética nuclear.

A esta temperatura, los conductores de los electroimanes posibilitan la producción de campos magnéticos de alta frecuencia y extremadamente intensos.


El nitrógeno es un gas inerte que constituye el 78% de la atmósfera.

En estado líquido, el nitrógeno se encuentra a una temperatura de -196 grados Celsius y es ampliamente empleado en los procesos de congelamiento de sangre y derivados, esperma, medula ósea, órganos para transplante y todo tipo de material biológico.

En la criocirugía, el nitrógeno puede ser usado en procedimientos simples como la extirpación de verrugas en dermatología.


Las mezclas de gases dan origen a un gran número de posibilidades terapéuticas y diagnósticas dependiendo de los gases utilizados, como así también de la composición de cada uno en la mezcla.

Esta flexibilidad permite soluciones a medida, dependiendo de la necesidad clínica. En general, las mezclas de gases son usadas en diversos tipos de análisis clínicos, en esterilización de productos sensibles al calor o sustancias químicas y en tratamientos de afecciones respiratorias.


Perfluoropropano (C3F8) y Hexafluoruro de Azufre (SF6)
Gases poco solubles que se utilizan en oftalmología, específicamente en desprendimiento de la retina en el que las burbujas del gas logran mantener la retina en su lugar.

Mezclas para calibración de equipos de función pulmonar
Mezclas certificadas que se preparan a pedido para calibración de espirómetros cuyos componentes y concentración varían de un equipo a otro, las mezclas pueden tener dos o tres componentes principalmente helio y monóxido de carbono con balance de aire sintético.

CO2 Supercrítico
Este Gas es utilizado en técnicas de reproducción asistida, por lo general los ovocitos, los espermatozoides o los ovocitos micro-inyectados permanecen por algunas horas en una incubadora con ambiente controlado de temperatura y con CO2 supercrítico.


NombreCentro de Atención a Clientes
Teléfono800-800 242 (AGA) Lu/Vi de 8:00 a 18:30 hs.
Fax(2) 2318009
e-mailagachile@cl.aga.com